Día 12, mes 10, año 0

He decidido que Ur está bien y que el hecho de que haya desaparecido del censo es solo porque descubrieron su pasado y el cambio de nombre. Creerlo hace más fácil seguir adelante, por ejemplo, encargándome del servidor donde las empresas reportan las faltas de los empleados. He conseguido acceso. Si borro la base de datos antes de que se ejecuten las sanciones, pero después de que hayan sido recibidas, podré impedir que la gente se quede sin luz o sin teléfono.

Las sanciones son la única parte de todo el plan que me hace dudar. El sistema de reputación favorece la miserable vida de los Parias y nos obliga a actuar como borregos, y las tarjetas doradas son un sustituto legal de la esclavitud, pero las sanciones son algo distinto. Yo misma he tenido que aguantar un par de ellas muy injustas, pero, en general, desde que se implantaron, la gente se porta mejor en el trabajo. Antes, tenía compañeras que se iban a desayunar y volvían tres cuartos de hora más tarde, ahora todo el mundo respeta bastante los quince minutos.

Sería distinto si apoyase alguno de los otros objetivos que me propuse. Sentiría que todo es el mismo proyecto, pero eliminar las sanciones sin más… No acabo de verlo claro.