Día 13, mes 3, año 0

Paco se acaba de ir a casa. Cree que no debería ir a trabajar. Me permitiría el lujo de un día de descanso si mi reputación no hubiese bajado tanto en estos pocos días.

Es muy injusto que mi reputación no se recupere al retirar los cargos. Siento como si Clara hubiese sido la que me protegía de la dolorosa realidad. Cuando ella se fue, todo empezó a torcerse, a mostrar su verdadera cara. Incluso Julio ha resultado ser un desgraciado. Ayer, como si la espera o el interrogatorio no me hubiesen castigado bastante, me cortaron la luz a las nueve en punto. Fue debido a la sanción de Paco. Debían saber que estaba en casa por el lector de TC. Podrían darme una tregua.