Día 15, mes 10, año 0

Voy a implicar a Fermín Cuartos en un escándalo de prostitución, aprovecharé para sacar a la luz el tema de las tarjetas doradas. El hombre ha tenido ya varias salidas de tono en la prensa que solo se le perdonan por ser quien es y que lo convierten en el candidato ideal.

Últimamente, este proyecto es lo único que me mantiene un poco a flote. Mi vida se ha convertido en una odiosa rutina: voy a trabajar, vuelvo a casa, juego o salgo con Paco, preparo las cosas para el día siguiente y me voy a dormir. Nunca me imaginé que sería así a medida que me acercaba a los cuarenta. Los días que me he visto con ánimos, le he propuesto a Paco hacer cosas nuevas, pero no sé muy bien lo que busco y parece que nunca coincidimos los dos en una buena época.

Al final, lo único que consigue que me sienta viva es pensar en tumbar Ingenieros Maravillosos o el sistema de reputación.