Día 15, mes 5, año 0

Me había propuesto tardar un tiempo en volver al local tras las vacaciones, pero, después de ver ayer a Alberto, no podía dejar de pensar en La Cripta. Necesitaba pasarme y trabajar un poco en ella. No quiero volver al nivel de implicación de antes de las vacaciones, pero estoy segura de que la gente necesita la web, de que es útil.

Con lo que pasó antes del viaje y con la amenaza en la comisión, no quería llevarme mi TC. No quiero que Alberto sepa de mis idas y venidas. Ya salía de casa sin ella, dejando la puerta entornada, cuando Paco se ha dado cuenta de que me la dejaba.

—No puedes hacer eso. No puedes ir sin la TC por la calle.

—Paco, no pasa nada, son solo unas horas.

—Si te pilla la policía, acabarás en uno de los centros del Gobierno.

—También me puedo hacer pasar por una Paria. Ahora no tienen TC.

—No tiene gracia, eso es todavía peor. No puedes salir sin la tarjeta.

Le he contado la visita a la comisión y las amenazas de Alberto, pero eso solo ha provocado que se enfadase más.

—Lo que tendrías que hacer es no apuntarte. ¡Aléjate de Alberto!

Al final, he desistido de ir al local. ¿Quién se cree que es?, como si yo buscase el contacto con ese indeseable… Más quisiera yo no volver a verlo… ¿Debo permitir que Fuckingmaster influya en lo que puedo y no puedo hacer?

Iré al local mañana al salir del trabajo, puedo grabarme los datos de otra tarjeta en la mía.