Día 16, mes 6, año 0

Ya hemos cerrado la fecha de la boda. Nos casarán en una parroquia que está cerca de casa. Al principio, el cura se negaba a oficiar la ceremonia tan pronto, pero, con una buena donación, ha encontrado fecha. Me indigna un poco que haya que sobornar a un cura. El clero también debería participar del sistema de reputación.

Pese al soborno, estaba contentísima hasta que hace un rato me ha escrito Mario, el de recursos humanos. Es algo siniestro. Si antes ya no hablaba con él, menos ahora. ¿Por qué se cree con derecho a meterse en mi vida? ¿No tiene nada mejor que hacer?

Me gustaría saber cómo ha podido enterarse tan pronto. Lo hemos cerrado esta misma mañana. ¿Lo sabrá también Alberto?