Día 18, mes 10, año 0

El padre de Paco se ha apropiado de todos los preparativos de la boda. Más que hacerse con el control, ha deshecho todo lo que habíamos organizado y cambiará las cosas a su gusto. Incluso va a volver a mandar las invitaciones.

Me da un poco de rabia porque ha sido muchísimo trabajo. Si desde el principio pretendía hacer las cosas a su manera, podría habernos ahorrado horas de llamar a restaurantes, escoger flores, tarjetas, regalos…

Además, Paco se lo está tomando muy a la tremenda. Dice que su padre solo hace esto para humillarlo, para dejarle claro que ni siquiera lo ve capaz de organizar su propia boda. A mí me parece que exagera un poco. En las últimas semanas me ha dado la sensación de que lo que intenta su padre es volver a acercarse a él.

No me atrevo ni a insinuárselo por evitar discusiones, así que miro el lado positivo de todo esto: ahora tengo muchísimo tiempo para dedicarme a mi proyecto. Hoy mismo he ido a comprar una impresora y estoy empapelando el local con toda la información que podría serme útil para tumbar el sistema.