Día 18, mes 5, año 0

No me pilla por sorpresa la noticia, seguro que Alberto ha presentado el veto tan pronto como se lo ha permitido la burocracia. Que el mensaje sea tan franco me da cierta esperanza, confirma que tengo la reputación necesaria y todos los papeles en orden.

Siento una enorme curiosidad por ver mi partida de nacimiento. Tanto en el centro del Gobierno donde crecí como en el colegio me despreciaban porque mis padres eran extranjeros, pero no es ese el recuerdo que tengo de ellos. Es más, mis rasgos son casi el estereotipo de la gente de aquí. ¿Qué debe de poner en mi partida de nacimiento? He tratado de consultarla online, pero es un trámite que solo se puede hacer presencialmente.

Por supuesto, tengo otras cosas de las que preocuparme. No tengo la menor idea de dónde voy a sacar a los dos avales para la solicitud. Paco podría ser uno de ellos, pero, después de decirme que no debería apuntarme…, preferiría tener el segundo aval antes de pedírselo. ¿El problema? Mi círculo de conocidos es más que reducido y ninguno de ellos es miembro del Partido.