Día 20, mes 7, año 0

Me he peleado con Paco por pasar la noche fuera de casa. Tiene razón, ya habíamos hablado antes de ello. Sé que le prometí algo, pero, cuando te están marcando el cerebro con un hierro al rojo, lo último que necesitas es un sermón.

—Es igual. Luego hablaremos de esto y de la boda, tienes una pinta horrible. Dúchate y vete a dormir.

Eso he hecho, estoy escribiendo desde la cama porque la ducha me ha despejado y ya recuerdo lo que hice anoche. Conseguí acceso completo al servidor que aloja la web del Ministerio de Ética y Moral. Por eso me quedé despierta hasta tan tarde.