Día 20, mes 7, año 0

Dios, me duele todo. Siento la espalda como si me pinchasen clavos ardientes. Me quedé dormida sobre el teclado en el local. ¿Por qué me quedaría hasta tan tarde?

Mi cabeza es una sopa espesa y no consigo recordar muy bien lo que hice anoche. Estoy segura de haber conseguido acceso al servidor del WoW. Encontré un protocolo de chat superantiguo llamado IRC a través del cual pude conseguir ejecutar un terminal. Eso lo conseguí alrededor de las dos de la mañana. La pantalla del ordenador muestra que mi última actividad fue a las seis menos veinte. ¿Qué hice hasta entonces?