Día 22, mes 3, año 0

Una cosa es que Paco sepa lo de Clara y otra muy distinta que se entere de que sé programar o de que tengo conocimientos de electrónica. Por eso estoy avanzando todo lo que puedo con la web antes de que se mude. Tenemos que acabar de hablarlo, aunque lo más probable es que venga la semana que viene.

Hasta entonces debo decidir qué hacer con Javier y solucionar un grave problema sobre la página web: ¿dónde la cuelgo? No tengo derecho a alquilar un servidor a Ingenieros Maravillosos, así que tendré que encontrar una alternativa.

Lo de Javier tiene peor solución. Lo conozco desde hace poco, pero le he cogido cariño y no quiero dejar de verlo, tampoco quiero complicarle la vida. ¿Qué es lo más sensato?