Día 25, mes 10, año 0

¡Esta vez me libro! Hace algunos días ya me bajó un poco la reputación por dormir menos horas de las debidas, así que veía venir una sanción. No es solo por los proyectos, los nervios de la boda y el encuentro de hace un par de noches con Alberto tienen gran parte de culpa.

No he encontrado una manera de usarlo para favorecer a todo el mundo, pero controlar el servidor de sanciones me será muy útil. Solo tengo que borrar la entrada en la base de datos ahora que ya ha sido notificada y no sufriré ni corte de luz, ni de Internet, ni de nada.

Hoy podré disfrutar de una velada de lo más normal.