Día 26, mes 3, año 0

La web se llamará La Cripta. Es un nombre perfecto, muy icónico. Hace referencia a los primeros cristianos que se reunían en las catacumbas para proteger sus peligrosas ideas, a la criptografía y el cifrado que protegerá la web para que sea un lugar seguro para todos y a que la página será parte de un edificio mayor, igual que lo son las criptas.

El nombre y la solución a los problemas de alojamiento se me ocurrieron al mismo tiempo. No necesito un servidor propio, La Cripta puede ser un anexo de otro que ya esté online. Por ejemplo, el sitio de donde descargué Un mundo feliz.

Tengo confianza en que no tardaré en lograr el acceso adecuado al servidor. He hecho un programita que escanea los puertos abiertos de cualquier máquina y trata de encontrar servicios vulnerables, será mi llave maestra.