Día 27, mes 9, año 0

He sido una ingenua. ¿Qué esperaba exactamente? Pretendía iniciar una revolución, derrocar el sistema de reputación y demostrar que el mundo era una mierda sin que nadie sufriese por ello. Metí la pata tras vengarme de los que denunciaron a Clara, pero no tuve suficiente, no. Tuve que continuar jugando a los hackers.

He hecho daño a demasiada gente. La larga espera y las torturas de Alberto todavía me despiertan por la noche. Sé que Eduardo se cambió por mí y, aun así, no hice nada. El saber que poco podría haber hecho no me ofrece más consuelo. Me alejé de Bela cuando empezábamos a llevarnos bien para no volver a ver a su marido, impliqué a Paco en las amenazas y el juego sucio y ahora perderé a un amigo.

No me siento preparada. Cuando empecé este juego tendría que haber pensado en las consecuencias. He intentado abrir los ojos a la gente y me he olvidado de abrir los míos primero.

Debería dejarlo.

Iré a hablar con Ur y le contaré lo que he hecho. Le pediré perdón. Ojalá él pueda perdonarme por todos los demás.