Día 28, mes 4, año 0

Ayer no tenía muchos ánimos de nada, ni siquiera me quité el pijama en todo el día. Hoy estoy mejor, el problema no se ha solucionado mágicamente, no he hecho nuevos amigos, pero Paco me ha dado algo nuevo en qué pensar.

Creo que se sentía mal por no haber salido conmigo y, al verme por la casa como alma en pena, me enseñó su ficha de reputación. En la pantalla le aparece un mensaje que yo nunca había visto en mi ficha.

—¿Te aparece un aviso porque estás a punto de perder el desayuno? A mí nunca me ha salido nada parecido.

—No salen automáticamente, hay que programarlos. Además, tú tienes buena reputación.

—¿Se puede hacer eso? ¿Se pueden programar mensajes?

Paco me ha estado enseñando a poner mis propios avisos cuando la reputación sube o baja de unos umbrales que también se pueden configurar. Es una solución muy elegante para promocionar La Cripta: puedo hacer que toda la gente que pierda reputación reciba un aviso.

Para hacerlo necesito acceder a la ficha y con las TC clonadas no debería ser un problema. Si además fuese capaz de crear las TC sin tener que clonarlas… Estoy segura de que, con los datos personales de alguien, es posible generar de nuevo la tarjeta.

Lo más positivo de promocionar así la web es que todo el que entre habrá perdido reputación. Eso minimiza los riesgos de que presten atención a la anonimidad del sitio o a si es, o no, oficial. Sé que habrá trolls y malas personas que realmente merezcan la bajada, pero ¿dónde no las hay?