Día 29, mes 6, año 0

Después de la cena, lo único que me quedaba sin explorar, lo único que me puede dar una idea de hacia dónde dirigir mis esfuerzos, son los correos de Milo. También los del resto de miembros del ministerio, que estoy tratando de conseguir.

Me he pasado casi todo el día sumergida en los e-mails del secretario del ministro y he encontrado varias cosas interesantes. La primera son unos correos con los remitentes vacíos. Según tenía entendido, esto no es posible. Se puede hacer que lo parezca, pero no que esté vacío completamente.

De:
A: carlos.fernandez@mem.gov
Asunto: Centros de reeducación
Buenos días Carlos,

enhorabuena por tu nuevo puesto al frente de la Dirección de los centros de reeducación. Creemos que esta nueva dirección es una parte fundamental del nuevo orden que intentamos establecer desde este gobierno y por eso nos gustaría pedirte que nos dejases colaborar contigo en la definición y creación de estos centros que permitirán a la gente recuperar su reputación una vez la hayan perdido. Creemos que una discusión en persona podría ser altamente productiva.
Te presentaremos nuestras ideas mañana a las 10:00 en la sala Pineda.

 Todos los correos de este estilo son bastante crípticos, siempre son para concertar reuniones o para cerrar algún tema que parece que han tratado por otro canal. Otro e-mail cuyo asunto me ha llamado la atención es este:

De: ender.p@mem.gov
A: milo.esteban@mem.gov
Asunto: RE:RE:negociaciones

Milo, confío en ti, en muy poco tiempo has demostrado que eres muy bueno en lo que haces y que los medios no te importan mucho. Necesito que espabiles y entiendas como funciona el mundo lo antes posible. Quiero seguir confiando en ti.
Oficialmente ningún Ministerio va a negociar nada con $paísvecino, salvo que acepten implantar un sistema de reputación similar al nuestro.
Hablemos esta noche si quieres, pero te necesito decidido y espabilado para mañana. Te vienes de viaje.

El correo es posterior al cierre de fronteras. Es imposible no darse cuenta de que contradice el eslogan con el que el Gobierno hizo campaña a favor de la expulsión de los extranjeros. Demuestra que el país no es autosuficiente y que el aislamiento tal vez no sea voluntario.

¿Qué pasaría si lo hiciese? ¿La gente lo creería o el Gobierno lo justificaría como una noticia falsa?