Día 30, mes 9, año 0

Ya está bien de ser una víctima, de tener miedo y de dudar de lo que hago. Habrá quien sufra por mi culpa, pero empecé algo y debo acabarlo. Se lo debo a demasiada gente. Cada persona que ha sufrido por mí es una deuda que he contraído y no puedo simplemente desentenderme. Seguiré adelante cueste lo que cueste.

Hoy le dirán a Paco si prospera la moción de competencia. Si ha ido bien, podrá aliviar un poco sus tribulaciones.