Día 31, mes 5, año 0

Hemos decidido casarnos. Cuando empezamos a vivir juntos, dejamos muy claro que solo éramos compañeros de piso, pero parece que el mundo, con Fuckingmaster al frente, no va a permitir que eso sea así.

Siempre creí que casarme sería una decisión que marcaría mi vida. Eso era antes de pensarlo detenidamente. Paco no se hubiese casado nunca y yo tampoco. Desde que se llevaron a Clara, tengo miedo hasta de hacer amigas y, en caso de que conociese a otra mujer, no podría ser nunca público. Casarse se ha convertido en un teatrillo necesario que nos salvará a los dos de perder el trabajo.

Lo malo es que parece ser la peor época del año para casarse, todo está lleno. ¡La gente planifica las bodas incluso a dos años vista! No tengo ni idea de cómo vamos a conseguir un hueco. Organizar la boda va a convertirse en un entretenimiento de tiempo completo…