Día 6, mes 9, año 0

Hoy iré en tren al trabajo de nuevo. Todavía no me siento segura, pero gran parte de mi sueldo se está yendo en taxis. Paco tiene coche, pero él se va antes que yo y ahora, con la auditoría, todavía más. Solo me queda sacar valor de donde sea y arriesgarme a otro encuentro con Alberto.

Me gustaría ser más valiente, pero, cuando miro a ese desgraciado, no veo a alguien que se vaya a echar atrás o a quien le importe siquiera que lo que hace sea correcto. Un día se le cruzarán los cables e intentará hacer algo más que torturarme con sus pullas.