Día 7, mes 7, año 0

He subestimado al padre de Paco. No ha tardado ni siquiera un día en conseguirnos una nueva fecha. Faltará comprobar si podemos mantenerla. Me alegro un montón, esto le quitará presión de encima en el trabajo, y a mí también, para qué negarlo. Lo único es que me ha dolido un poco la manera en que me lo ha anunciado.

—¡Está arreglado! Tenemos fecha para noviembre.

—¡Eso es genial, Paco!

—Bueno, no sé yo… He tenido que hablarle de ti a mi padre.

Claramente se avergüenza de haberlo hecho, se avergüenza de casarse conmigo. Lo que no entiendo es por qué. Se lo paso por alto porque siempre nos hemos entendido muy bien, pero es una pequeña traición.