Día 9, mes 10, año 0

Paco y yo con una amenaza sobre nuestras cabezas por vivir en pecado y, mientras tanto, hay gente que mira porno en el trabajo. ¡Qué asco! ¿De qué les sirve en un sitio sin ningún tipo de intimidad? Me cabrea esta doble moral, le diría cuatro cosas a Jorge si no fuese porque se supone que no debería saberlo.

Me he enterado porque hoy han sancionado a Salud por llegar tarde y me he conectado al router de la empresa para revisar las IP a las que se había conectado. He descubierto que las sanciones van a un servidor de Ingenieros Maravillosos y no a uno del MEM. Eso me hace pensar que, o bien tienen un poder y unas competencias que ni me imaginaba, o bien son ellos los que comunican la sanción a la compañía eléctrica, de teléfonos, etcétera.

Si se trata de la primera opción, conseguir acceso a sus servidores es mucho más importante de lo que pensaba. Ya no solo porque podría llegar a la gente o tumbar el sistema de reputación, sino porque podría devolverle a Alberto todas y cada una de las que me ha hecho.